Paper Laptop: así es el impactante prototipo de una notebook con pantalla de tinta electrónica

En vez de una pantalla convencional usa un panel de tinta electrónica, como el lector de ebooks, que le da una excelente visibilidad y aumenta su autonomía; aseguran que resolvieron el problema de la lentitud en la actualización de los contenidos visibles

0
16

El video del prototipo es genial, porque parece ir contra toda lógica o, al menos, contra lo que conocemos sobre el tema: una notebook que no tiene una pantalla convencional (LCD o OLED) sino un panel de tinta electrónica (como un Kindle, el lector de ebooks) pero que se mueve casi con la agilidad de una pantalla convencional. El video es de un prototipo de la Paper Laptop, fabricada por la firma estadounidense Modos.

Quien haya usado un Kindle o un dispositivo de otra marca (incluyendo los Noblex o Eudeba que se vendieron en algún momento en el país) sabe que las pantallas de tinta electrónica tienen un gran atractivo pero, también, una contra enorme, si pensamos en cómo se usa hoy una computadora.

A favor: las pantallas de tinta electrónica gastan muy poca energía -un tema clave en cualquier dispositivo portátil- porque sólo la usan cuando cambian la polaridad de las pequeñas esferas blancas y negras que las componen y que forman los pixeles de la pantalla; y tienen una visibilidad que mejora cuanta más luz ambiente hay, lo que reduce el cansancio ocular (no estamos mirando una fuente de luz en forma directa, como en una pantalla, sino el reflejo). Ese movimiento de esferas es lo que genera el texto en una pantalla de tinta electrónica. Como nació para mostrar texto estático, que sólo requiere un cambio cada tantos minutos (cuando pasamos de página) no molesta mucho que el proceso de actualización sea lento (y visible, y a veces deje un “fantasma” de la imagen anterior).

Pero esto le juega en contra si queremos ver un video o una animación, dos elementos claves en cualquier interacción con una computadora moderna, sea para ver un sitio, conversar con alguien, ver un video, jugar o, simplemente, moverse en un entorno gráfico.

Así que las pantallas de tinta electrónica no han tenido mucho éxito como elementos para mostrar video. En los últimos años, no obstante, eso cambió: además de aumentar su resolución (la cantidad de puntos por pulgada que muestra la pantalla, y que permite imágenes y texto de mayor calidad visual) las últimas versiones suman color, y mejoraron muchísimo su tasa de refresco, es decir, el tiempo en que tardan en crear una imagen.

Esto es, justamente, lo que está aprovechando Modos con este nuevo diseño: si logra algo cercano al movimiento de una pantalla normal, podría permitir un dispositivo que pueda ser usado en lugares con mucha luz (el aire libre, por ejemplo, haciendo caso al pedido de Billy Bond hace medio siglo). Hoy se puede usar una notebook común al sol, por supuesto: pero la pantalla tiene que competir en brillo con el Sol (incluso cuando estamos a la sombra, la luz ambiente es altísima), y esto impacta muy negativamente en la pantalla. Un panel de tinta electrónica, en cambio, lo aprovecha: se verá mejor que nunca.

La compañía le dijo a Gizmodo que alcanza algo cercano a los 60 cuadros por segundo para que la diferencia entre una pantalla convencional y esta de tinta electrónica sea sólo una cuestión de color, y no de cómo se ve el movimiento.

Otras compañías han ido por caminos similares, con resultados disímiles: el Yotaphone fue un smartphone que tenía dos caras, una con una pantalla convencional y otra con un panel de tinta electrónica para mostrar contenido mayormente estático (texto, un mapa, notificaciones). Hace un par de años Hisense presentó un smartphone con tinta electrónica color como única pantalla.

Este año, Huawei mostró su MatePad Paper, una tableta con pantalla de tinta electrónica de 10 pulgadas que permite leer textos, escribir en pantalla y sumar aplicaciones de Android de todo tipo. Por supuesto, no está orientada a los videojuegos, lo mismo que Remarkable 2, otra tableta con pantalla de tinta electrónica y pensada únicamente para leer textos y hacer anotaciones manuscritas; esa optimización le permite un perfil ultradelgado y una enorme autonomía.

Y en abril último E Ink (la compañía que fabrica todos estos paneles de tinta electrónica) presentó Gallery 3, su versión más avanzada: puede mostrar 50.000 colores, la tasa de refresco es la más alta a la fecha (350 ms para pasar de blanco a negro y 1500 ms en color; los primeros paneles tardaban 2 segundos en actualizarse) y la pantalla incluso puede doblarse. Todo, manteniendo las dos claves clásicas de la pantalla de tinta electrónica: la excelente visibilidad al sol, y el bajo consumo de energía.

26/04/2022 El nuevo modelo de E Ink, Gallery 3 POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA E INK
26/04/2022 El nuevo modelo de E Ink, Gallery 3 POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA E INK

Falta ver dónde quedará este prototipo de Modos (por ahora siguen buscando interesados): pero si logran una pantalla que se mueve a un ritmo más o menos decente, la combinación de visibilidad y autonomía debería resultar en un dispositivo atractivo para quienes se animen a trabajar al aire libre.

Por: Ricardo Sametband

Fuente La Nación

#eltecnologicoutn