Descubren que nuestra galaxia está envuelta por un túnel magnético

0
14

Un equipo científico de la Universidad de Toronto llegó a la conclusión de que el sistema solar se encuentra encapsulado en un gigantesco «túnel magnético» que une dos grandes regiones de la galaxia que hasta hoy parecían desconectadas.

Es lo que se desprende del novedoso estudio realizado en el área de los campos magnéticos del cosmos, un aspecto del universo sobre el que aún persisten muchas incógnitas por resolver y que podría arrojar luz sobre cómo afectan el comportamiento y evolución de las galaxias.

Campos magnéticos conectados

Los investigadores centraron su estudio en dos estructuras colosales de la Vía Láctea: el Espolón Polar Norte, representada por una gigantesca franja de gas cliente que emite rayos X y ondas de radio; y la Región del Abanico, una región de alta polarización que posee un campo eléctrico abierto en forma de abanico.

Imagen de la Vía Láctea.
Imagen de la Vía Láctea.

Hasta ahora, las dos regiones, que desde la Tierra se ven situadas en sitios opuestos del espacio, aunque son igualmente visibles a los radiotelescopios, habían sido estudiadas de manera individual y solo a través del nuevo estudio pudo saberse que están conectadas por un «túnel» dentro del cual se encuentra el sistema solar.

Así se verían las ondas de radio polarizadas del cielo.
Así se verían las ondas de radio polarizadas del cielo.

Según precisa Jennifer West, principal autora del estudio, «los campos magnéticos no existen de forma aislada […] Todos deben conectarse entre sí. Entonces, el siguiente paso es comprender mejor cómo este campo magnético local se conecta tanto con el campo magnético galáctico de mayor escala como con los campos magnéticos de menor escala de nuestro Sol y la Tierra».

Las galaxias y su campo magnético

Christopher S. Bair, de la West Texas A&M University, explica que cada galaxia posee naturalmente un campo magnético y que «el campo magnético de nuestra galaxia es unas 100 veces más débil que el campo magnético de la Tierra«, incluso cuando ambos campos magnéticos se crean por el mismo efecto dinámico.

Las líneas naranjas representan el túnel formado por la Región del Abanico y el Espolón Polar Norte.
Las líneas naranjas representan el túnel formado por la Región del Abanico y el Espolón Polar Norte.

Así mismo, la rotación de la galaxia genera un movimiento en el gas interestelar, repleto de partículas con carga, que consecuentemente crea un campo magnético a través de la energía cinética de las partículas en movimiento, y amplifica finalmente ese campo magnético por su efecto sobre las partículas cargadas.

Estructuras conectadas por filamentos

El túnel que envuelve al sistema solar fue descubierto gracias a las simulaciones realizadas para saber cómo se vería el espacio desde la Tierra si las ondas de radio del Espolón Polar Norte y la Región del Abanico emitieran luz.

Así se ve la Vía Láctea a través de ondas de radio.
Así se ve la Vía Láctea a través de ondas de radio.

Así, los expertos pudieron advertir que las dos regiones galácticas se encuentran conectadas por estructuras de filamentos magnéticos: «si pudiéramos ver la luz de radio, veríamos este material brillante que se extiende por todo el cielo en varias direcciones diferentes», detalló Jennifer West, al tiempo que estimó la extensión de este túnel en torno a los mil años luz.

 

Fuente: History