WhatsApp: por qué pide una nueva autorización para seguir funcionando

El usuario debse aceptar los nuevos términos y condiciones de uso, que habilitan el intercambio de datos con Facebook; será obligatorio desde el 8 de febrero

0
18
WhatsApp exige aceptar los nuevos términos y condiciones de uso de la aplicación para seguir funcionando; será obligatoria a partir del 8 de febrero
WhatsApp exige aceptar los nuevos términos y condiciones de uso de la aplicación para seguir funcionando; será obligatoria a partir del 8 de febrero

WhatsApp ha anunciado cambios en su política de Condiciones y Privacidad, que suponen compartir datos con Facebook y que los usuarios deberán aceptar para poder seguir usando el servicio de mensajería a partir del 8 de febrero.

A través de un mensaje emergente en la aplicación, WhatsApp está avisando a los usuarios de su servicio que a partir del 8 de febrero entrarán en vigor las novedades introducidas en su política de Condiciones y Privacidad.

Estos cambios se refieren a los datos que recopila WhatsApp de los usuarios y a su tratamiento. También a la forma en que los negocios pueden usar Facebook para albergar sus servicios y gestionar sus conversaciones en WhatsApp.

Qué datos recopila WhatsApp para compartir con Facebook

WhatsApp explica que recopila información de los usuarios “para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar” sus servicios. Esta información se corresponde, por ejemplo, con el número de teléfono para crear la cuenta y la información básica del perfil; con la ubicación del dispositivo, si el usuario quiere compartirla con sus contactos; los mensajes, de forma temporal y cifrada si estos no se han entregado o forman parte de un reenvío de archivos multimedia; la agenda de contactos y los estados compartidos; y los datos de pagos.

Cuando Facebook compró Whatsapp prometió mantener la aplicación independiente del resto, pero esto cambió con los años, motivando la salida de su fundador, Jan Koum

De forma automática, WhatsApp también recopila información sobre la actividad del usuario en la aplicación (ajustes, interacción, frecuencia), de diagnóstico de servicio, o del dispositivo y la conexión (modelo, sistema operativo, nivel de carga de la batería, zona horaria, dirección IP). Instala, además, ‘cookies’ “para operar y proporcionar los servicios, además de proporcionar servicios basados en Internet, mejorar las experiencias, entender cómo se usan los servicios y personalizarlos”.

También, información proveniente de terceros, de otros usuarios con los que el usuario contacta o que tienen el teléfono del usuario en su agenda, de denuncias por supuestas infracciones, de las empresas con las que interactúa en la app o de proveedores de servicios.

El pedido de autorización que aparece en Whatsapp; a partir del 8 de febrero será obligatorio aceptarlo para seguir usando la aplicación

Como empresa propiedad de Facebook (al igual que Instagram u Oculus), WhatsApp comparte estos datos que recopila con otras empresas del grupo, al igual que dichas empresas comparten datos del usuario con WhatsApp.

“Ambas partes podemos usar la información que recibimos para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros Servicios y sus ofertas, incluidos los productos de las empresas de Facebook”, explica WhatsApp en su Política de Privacidad.

La compañía, como explica en la notificación, exige la aceptación de las nuevas políticas para poder seguir utilizando el servicio de mensajería, y remite a su centro de ayuda en el caso de que los usuarios no estén de acuerdo y quieran dar de baja su cuenta.

La integración de los datos entre WhatsApp y Facebook comenzó en 2016, para mejorar la experiencia de usuario con los productos y publicidad de Facebook, pero entonces dio la posibilidad de desvincular en los ajustes el intercambio de datos con fines publicitarios. Posteriormente, con la entrada en vigor del reglamento general de protección de datos (RGPD) de la Unión Europea en 2018, adaptó la recopilación de datos, el intercambio y su uso a la nueva normativa.

La aclaración de Whatsapp

La compañía difundió un comunicado sobre el pedido de autorización que muestra la app: “Como anunciamos en octubre, WhatsApp quiere facilitar que las personas realicen compras y obtengan ayuda de una empresa directamente en WhatsApp. Si bien la mayoría de los usuarios utiliza WhatsApp para comunicarse con amigos y familiares, cada vez más personas se contactan también con empresas. Para aumentar aún más la transparencia, actualizamos las políticas de privacidad para describir que, en el futuro, las empresas pueden optar por recibir servicios de almacenamiento seguro de nuestra empresa matriz, Facebook, para ayudar a administrar la comunicación con sus clientes en WhatsApp. Aunque, por supuesto, depende del usuario si quiere o no enviar mensajes a una empresa en WhatsApp.

La actualización no cambia las prácticas de intercambio de datos de WhatsApp con Facebook y no afecta la forma en que las personas se comunican en privado con amigos o familiares en cualquier parte del mundo. WhatsApp sigue totalmente comprometido con la protección de la privacidad de las personas. Nos estamos comunicando directamente con los usuarios a través de WhatsApp acerca de estos cambios, para que tengan tiempo de revisar las nuevas políticas durante el próximo mes”.

Europa Press

Fuente: La Nación